MIRA MI BLOG

Barloventeando

mar picadaLos días 15 y 16 de febrero de 1493 siguió el Almirante luchando con un mar de olas altas que llevaban de un lado a otro a las dos carabelas, Pinta y Niña, con peligro de naufragio para ambas. Avistaron a lo lejos, ya de noche, unas candelas y los pilotos y marineros pensaron que eran tierras de Castilla, en tanto que el Almirante pensaba en los Azores, como así fue, llegando a la isla de Santa María el día 18 de febrero, lunes. Y dijo la gente de la isla que jamás habían visto tanta tormenta como la que había hecho los quince días pasados y que se maravillaban como habían escapado. Aquí demuestra Colón que era un buen navegante, pues, en contra de lo que opinaba el resto de la tripulación, fue el único que acertó en la posición en la que se encontraban, cerca de los Azores, y no en la costa portuguesa.

Deja una respuesta